La depresión post parto, un verdadero problema para un matrimonio con hijos

depresion post parto

Como todo en la vida, afrontar los cambios que se nos presentan nos da temor por lo que esos cambios pueden suponer en nuestra forma de vida. Cambios como casarnos, formar un hogar e incluso dar el paso de tener hijos. Es este último paso uno de los más importantes, sobre todo en la vida de una mujer, y a la vez uno de los más temidos por lo que puede conllevar, ya que la maternidad cambiará su matrimonio de raíz.

Son muchas mujeres las que sueñan desde su infancia con tener sus propios hijos pero cuando comienzan a conocer las posibles consecuencias las cosas cambian para algunas de ellas. Tener hijos es una gran responsabilidad que conlleva grandes cuidados durante toda la vida. Sin embargo, una de las primeras consecuencias comienza tras el parto, cuando cada vez más mujeres sufren un trastorno emocional que se conoce como depresión post parto, y esto es algo a lo que temen todas las mujeres en esta etapa de su vida, ya que además de a nuestra propia salud, también puede afectar a nuestro matrimonio. Por eso, hoy daremos algunos consejos para tratar la depresión postparto y poder tratarla así lo antes posible.

Cuando hablamos de depresión post parto nos referimos a un bajón emocional que sienten muchas mujeres poco después de dar a luz en lugar de sentir la alegría propia que se debería de sentir al tener un hijo. Se trata de una depresión leve y transitoria que según los psicólogos y expertos afecta ya a dos de cada tres mujeres y que puede dar lugar a algunos problemas en su matrimonio.

El origen de esta depresión suele ser normalmente hormonal, y aunque es difícil de predecir, puede prevenirse con ejercicios de relajación que se realizan antes del parto y que sirven para mantener la mente de la madre despejada, alejada de miedos y de los temores que produce esta nueva etapa de su vida.

Este episodio de llantos y falta de energía se supera en unas horas o días, aunque a veces se prolonga una o incluso dos semanas. En cambio, la verdadera depresión postparto suele presentarse algo más tarde, con síntomas más intensos, incapacitantes y duraderos, y debe tratarse para impedir que vaya a más afecte en la relación madre-hijo.

Por ello es importante que desde el primero momento en el que conocemos la noticia de nuestro embarazo y de que vamos a convertirnos en madres, es necesario que comencemos a concienciarnos del cambio que ello va a suponer en nuestra vida con el objetivo de asimilarlo y aceptarlo ya que la mejor solución para la depresión post parto es prevenirla durante el embarazo.

Una de las mejores formas de prevenir esta depresión post parto es evitar cualquier tipo de preocupación emocional durante el embarazo, ya que todo tipo de preocupaciones que tengan que ver con nuestra relación sentimental en nuestro matrimonio o con cualquier tipo de problema personal, familiar o laboral y económico puede ser el desencadenante para este tipo de depresiones emocionales ya que el gran descontrol de hormonas que sufrimos durante el embarazo, y posteriormente durante el parto, nos ayuda a magnificar ciertas emociones, tanto para bien como para mal. Por ello debemos tratar de tranquilizarnos, ser felices y aceptar nuestra maternidad como lo que realmente es, una de las mejores cosas que nos pueden pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *